< !-- Digital window verification 001 --> Lo que Croacia nos dejó - Mi anhelo es viajar

Lo que Croacia nos dejó

¿Como poner en unas cuantas frases lo que Croacia nos dejó? Este país no estaba en el plan, sin embargo, decidimos tentar al destino y a través de una encuesta en Facebook dejamos que familia, amigos y desconocidos decidieran nuestro  futuro.  

Los techitos rojos y los contrastantes azules del mar adriático le robaron la mirada a la mayoría y el resultado fue indiscutible, Croacia  era el siguiente destino y hacia allá dirigimos nuestros pasos.

Lo que Croacia nos dejo

La imagen que decidió nuestro destino

Estuvimos viajando y viviendo en el país por 2 meses; durante ese tiempo fuimos adoptados por un mexicano y una familia croata que nos abrieron las puertas de su casa y nos enseñaron el rostro de la amabilidad de 2 culturas, que a pesar de ser tan lejanas, guardan muchas similitudes entre ellas.

Recibimos invitaciones de desconocidos a tomar cerveza y rakijas; nos detuvieron en las calles para preguntar sobre nuestros ponchos e incluso hubo quien ofreció dinero por ellos; nos sorprendimos del perfecto español de algunos croatas y de lo mucho que aman nuestro país.

Lo que Croacia nos dejo

La isla donde vivimos

Terminamos maravillados y convencidos de que el slow travel era lo nuestro; realizamos nuestro primer workaway y aunque no salió como esperábamos, conocimos gente maravillosa; hicimos nuevos amigos con quien viajamos y convivimos por un mes.

Vivimos en una isla; nos enamoramos de Split, hicimos base ahí por 3 semanas y volvimos siempre que pudimos; engordamos y fuimos felices; aprendimos sobre historia, guerras, turismo, construcción,  costumbres, culturas, y café.

Lo que Croacia nos dejo

Nuestro barrio en Split

Lo que Croacia nos dejó: Sobre las temporadas bajas

3 personas diferentes en 3 ciudades diferentes nos preguntaron ¿No se aburren? ¿Por qué viajan en temporada baja si lo mejor es el verano? Visitar Croacia en invierno nos dejó un profundo amor por las temporadas bajas;  nos permitió ver la ciudad con otros ojos y tuvimos la oportunidad de disfrutarla prácticamente para nosotros solos. No hay tumultos ni filas; las fotografías parecen postales, los precios son accesibles y los locales se prestan a la negociación; si bien es cierto que hay cosas de las que solo se pueden disfrutar en verano, siempre preferiremos mil veces la tranquilidad y soledad de las “épocas muertas”

guia para viajar por Croacia

Split en todo su esplendor y sin turistas

Lo que Croacia nos dejó: sobre el turismo

Ligado a lo anterior,  aquí algo sobre el turismo.  Suena tonto y algo contradictorio que un par de viajeros piense esto, pero Croacia nos confirmó que NO nos gusta el turismo, al menos no lo que representa y  lo que implica la mayoría de las veces.

En una reunión de Couchsurfing, platicábamos con Rommi (croata), y nos contaba que su abuelo siempre le repetía lo mismo: “En mis tiempos la gente trabajaba de verdad por un plato de comida; hoy en día el turismo transformo a todos en holgazanes”…. ¿Ustedes qué piensan de esto?

Como en cualquier parte del mundo, no faltó quien quiso cobrar el doble del precio por un café o algún listillo en el mercado que intento ponerle un precio diferente a las cosas. También escuchamos historias tétricas sobre lo congestionadas que se ponen las pequeñas calles de las zonas céntricas y de cómo los locales terminan por sacarle la vuelta a la zona, para evitar verse atrapados entre las mareas de gentes.

Lo que Croacia nos dejo

Los puestecitos de recuerdos en Zagreb

El mismo Rommi confeso más tarde, que él había dejado de hospedar gente a través de couchsurfing, porque recibía cientos de solicitudes al día, situación que termino por hartarlo y le dio la idea de monetizar el asunto, así que en lugar de CS, terminó siendo anfitrión de AIRNBN; no lo culpo, yo hubiera hecho exactamente lo mismo.

Somos conscientes de ser parte de una situación que odiamos, pero para nuestra desgracia, así funciona el mundo; el turismo y sus consecuencias nos generan una sensación de quiebre del equilibrio entre lo que se debe y no se debe de hacer y merma sobre todo, la oportunidad de una interacción real con los locales y su cultura; tal vez sea esa la razón por la que Croacia nos dejó ganchados al Slow Travel.

Lo que Croacia nos dejó: Sobre los Croatas

Las buenas experiencias con su gente nos dejaron con ganas de más; son amables, atentos y muy hospitalarios;  aun cuando no hablen una gota de inglés o español, siempre están dispuestos a echar una mano; por otro lado las vivencias que no resultaron como esperábamos, nos confirmaron que todo tiene una razón de ser y que siempre que una situación no nos haga feliz, lo mejor es cortar por lo sano y alejarse.

Lo que Croacia nos dejo

La gente es lo más lindo de Croacia

Los croatas AMAN el café; lo segundo que más se puede ver en el país, después de las panaderías, son las cafeterías, están en cada esquina y son el centro de reunión de la vida social croata. Nunca se ve una cafetería sola y muchas veces nos llegamos a preguntar ¿A qué hora trabajan los croatas? Así que sin duda, Croacia nos dejó una adicción al café y a las pláticas que siempre lo acompañan.

lo que Croacia nos dejo

Cafeterías por todos lados

Como dato gracioso: un gran número de croatas hablan con un volumen alto de voz;  contentos o enojados pero siempre hablan alto; me encantaba mirar sus conversaciones y tratar de adivinar si terminarían con una carcajada o con lo que yo sospechaba eran majaderías croatas. Confieso que después de algunos meses, sigo teniendo confusiones

Lo que Croacia nos dejó: Sobre las guerras

Karina conducía su auto camino a la central de autobuses; ese día partíamos a la costa y ella se ofreció a llevarnos. Mientras observaba las congestionadas calles de Zagreb por la mañana, escupí la curiosidad que había guardado desde que supe que íbamos a Croacia ¿Karina, tu viviste la guerra en Croacia, cómo fue?

Suspiro y después de sonreír me señalo un edificio a la izquierda, -¿Ves ese edificio? Aún es posible ver algunas de sus heridas; justo ahí en la puerta exploto una bomba; y después de eso menciono 2 cosas que se me quedaron grabadas en la cabeza:

Lo que Croacia nos dejo

No recuerdo su nombre, pero ella se me acerco a contarme de la guerra sin yo preguntar nada

La lección más importante que la guerra me dejo fue que aprendí a desprenderme de lo material y a dejar de preocuparme por ello; ya no me interesa acumular cosas, tengo un techo que nos resguarda a mí y a mi familia y un medio de transporte que nos facilita la vida; de ahí en fuera no necesitamos más.

Recuerdo como si fuera ayer el día que una bomba cayo en la casa de mis vecinos llevándose todo a su paso; en tan solo unos segundos, perdieron la casa, la tierra y los animales que les costaron años de trabajo conseguir. 

Siguió sonriendo y termino su conversación con esto: la guerra se lleva un pedazo de tu alma que jamás vuelves a recuperar y aunque hoy vivo plena y feliz, en el fondo de mí ser, sé que hay algo que falta ¿Me entiendes?

Sin duda, Croacia nos dejó lecciones de vida.

¿Han visitado Croacia? ¿Cómo fue su experiencia en ese país?

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *